Reseña "El verano en que me enamoré" de Jenny Han

lunes, 4 de septiembre de 2017


Título: El verano en que me enamoré
Título original: The summer i turned pretty
Autora: Jenny Han
Saga: El verano en que me enamoré 1/3
Editorial: Destino
Nº de páginas: 272
Año de publicación: 2012
ISBN: 978-84-08-00783-8


Belly nunca ha sido la clase de chica a la que le pasan cosas. Año tras año, sus vacaciones transcurren en la casa de la playa pero los chicos apenas se dan cuenta de lo mucho que se fija en ellos. Cada verano, Belly desea que eso cambie. Y, esta vez, lo hará: éste será el verano en que Belly se volverá guapa, el verano en que se enamorará… aunque también será el verano en el que todo cambiará. Para bien, y para mal.




Había leído anteriormente A todos los chicos de los que me enamoré de esta misma autora y me enganchó mucho. Buscaba un libro ligero, divertido, que enganche y me recomendaron este, lo que no esperaba fue la gran decepción que me llevé. El libro engancha, es perfecto para estas fechas y es muy ligero, pero hubo muchas cosas que no me convencieron ni me gustaron.

Belly, junto a su familia, va a pasar las vacaciones año tras año al mismo lugar. En la casa de verano de la mejor amiga de su madre, Belly y su hermano, han crecido al mismo tiempo que los hijos de esta, Conrad y Jeremiah. Al ser la única chica, siempre se ha sentido desplazada en los juegos de los chicos y era como ganar la lotería cuando la dejaban participar en ellos. El último año, Belly ha crecido, dejando atrás la apariencia infantil y su transformación ha sido patente en ella. Este verano será diferente, los chicos empiezan a fijarse en ella como mujer y esta atención hará que Belly sienta que va a ser su mejor verano.


Para mí, era casi como si el invierno no valiese. El verano era lo que importaba. Mi vida entera se medía en veranos. Como si no empezase a vivir de verdad hasta el mes de junio, en esa playa, en esa casa."


Susannah y Laurel, mejores amigas desde la universidad, juntaron a sus hijos desde bien pequeños para que cada verano crecieran juntos y pudieran disfrutar ambas de todos ellos durante los meses estivales. La tradición aún sigue y cada verano van a disfrutar de la casa de la playa de Susannah. Belly ha estado enamorada de uno de los Fisher desde que tenía diez años, pero sabe que únicamente ven en ella una hermana, pero este verano podría ser diferente dado el cambio que ha tenido en el último año, volviéndose una mujer.

Me gustaría poder hacer un resumen más completo del libro, pero prácticamente es todo lo que trata. Cómo son los veranos en casa de los Fisher y cómo son las relaciones entre los hermanos Cotkin y los Fisher. Quizá al ser de los primeros libros que escribió la autora no he llegado a disfrutarlo tanto como lo hice con A todos los chicos de los que me enamoré, y es que como ya os he comentado antes, hubo muchas cosas que no me convencieron.
El tema del verano y como los chicos han crecido juntos, formando una relación de lo más bonita y peculiar, me encantó. Sin embargo los problemas me vienen sobre todo con los personajes y la poca, o nula, profundidad que tienen. Apenas conseguí conectar con un par de ellos y la mayoría me parecieron infantiles y muy predecibles. A pesar de ser el verano de los 15 años de Belly, siendo ya una mujer dejando atrás su apariencia de niña, muchos de los comportamientos no los comprendo y no los entiendo, porque a su edad pensaba bastante diferente que el personaje. Así que eso es básicamente todo, Belly descubriendo el lugar donde ha crecido en sus veranos siendo notada por los chicos y sintiéndose popular. 


"Me pregunté si de esta forma mueren los antiguos amores, con un gemido, lento, y luego, así de la nada desaparecen."


Belly ha estado enamorada de uno de los chicos Fisher desde que tiene memoria, pero siempre se ha sentido desplazada por ser chica y la más pequeña de todos ellos. No ayuda que su hermano, Steven, tenga una relación mucho más estrecha con los chicos y, al ser hermanos, no tolere la presencia de Belly. Siempre ha pasado desapercibida, por su apariencia infantil, nunca ha llamado la atención de los chicos, pero este verano será diferente porque ha cambiado. Belly ha sido una de las protagonistas que más he detestado en los últimos tiempos. Muchos de sus comportamientos no tenían sentido y llegó a sacarme de mis casillas en muchas ocasiones. Es un personaje completamente egoísta, narcisista, infantil e inconsciente. Entiendo que tenga 15 años, pero no creo que alguien de esa edad se comporte como lo haría ella.

Conrad es el hermano Fisher más callado y oscuro. Su apariencia de chico duro, callado e intimidante muchas veces frena a Belly para tener una conversación. Ha seguido el ejemplo de su ídolo, su padre, para seguir sus pasos y ser como él. Es un personaje serio, protector y responsable pero que al mismo tiempo está pasando por una época en la que quiere estar solo. Tiene algunos comportamientos muy infantiles también a pesar de ser el más serio y responsable y quizá sea debido a la etapa de autodestrucción por la que está pasando. 

Jeremiah es el Fisher divertido y sociable. Su relación con Belly se estrechó debido a varios acontecimientos hace varios veranos y desde entonces se ha sentido más cercano a ella. Es un personaje que le gusta hacer el payaso y usar el humor para aligerar situaciones incómodas. Jeremiah fue uno de los personajes que logré tolerar y su personalidad me gustó bastante a pesar de que, como ya digo, no se profundiza en los personajes. 

Hay muchos personajes secundarios de lo que casi no sabemos nada por la poca profundidad que tienen la mayoría de ellos. Mis favoritas fueron las madres, Laurel y Susannah. Me encantó la relación que mantienen entre ambas y Susannah, la madre de Jeremiah y Conrad, fue el mejor personaje con diferencia. Trata a Belly como la hija que nunca tuvo y Belly en muchas ocasiones prefiere hablar con ella que con su propia madre. El hermano de Belly, Steven, me dio pena que no saliera más porque me estaba pareciendo un personaje bastante interesante. Hay varios capítulos que se narran como si fueran flashbacks y ahí conocemos a varios personajes más. Y por último está Cam un chico que conoce en la playa y con el que empieza a estrechar lazos. 


"Los momentos, una vez perdidos, no pueden volverse a encontrar. Simplemente desaparecen."


La trama es muy sencilla. Únicamente gira en torno a Belly y como va pasando el verano, como descubre los lugares que nunca pensó que conocería, como acude a fiestas exclusivas porque ahora es guapa, cómo va conociendo a los chicos y descubriendo todo un mundo nuevo en su lugar de veraneo y cómo es su relación con los dos chicos Fisher. A eso se resume básicamente el libro. Si no conecté con los personajes, con la trama tampoco pude conectar y el principal problema fue el romance. Ya sabía que habría un triángulo amoroso, pero no tan descarado y desde el principio. No me ha gustado nada el romance, no solo Belly es infantil, si no que también es muy indecisa a la hora de fijarse en los chicos. En un capítulo quería a uno, en el siguiente lo odiaba y quería a otro y fue muy exasperante. El ritmo es muy rápido. Es uno de los puntos a favor de la autora, su forma de escribir es muy ligera y sus libros se leen muy deprisa. A parte tiene algo que, a pesar de todo lo anterior, engancha y te deja con ganas de seguir leyendo por mucho que en general el libro no me haya gustado.

Los giros argumentales no son una sorpresa en lo absoluto. Desde el principio conoces el drama que va a pasar en el libro, con quien se va a quedar al final Belly y como va a transcurrir todo el libro. Me hubiera gustado algo que me dejase sorprendida y me hubiera llegado para que pudiera conectar con la historia, pero no pudo ser. El final fue bastante predecible, si bien es cierto que antes de terminar el libro afirmaba que no leería los demás, ahora no estoy tan segura. ¿Sabéis cuando un libro no os ha gustado, pero por alguna razón tenéis curiosidad de seguir leyendo? Algo así me ocurre con esta trilogía. Por una parte me gustaría leerlo por saber qué pasa con ciertos personajes y por otro lado me echa para atrás la protagonista y la trama. No sé que haré, quizá le dé un tiempo para olvidar este libro y leer los siguientes.


"Incluso el paraíso puede resultar agobiante."


En conclusión, El verano en que me enamoré es una lectura ligera para esos días de verano en los que necesitas una historia para no pensar. Con unos personajes que no están profundizados y otros que detesté, sumados a una trama que gira en torno a Belly y los chicos, hicieron que no disfrutase de este libro como pensaba que haría. Un inicio de trilogía que me dejó fría y con el dilema de si seguir leyendo o no sus continuaciones.






¿Habéis leído el libro? ¿Tenéis ganas de leerlo? ¿Qué os pareció?
¡Besos y feliz día!



3 comentarios :

  1. Hola!!
    Esta trilogía le tenia echado el ojo, pero viendo algunas opiniones creo que la dejaré pasar.
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  2. Jo pues qué pena. Yo quería leerlo porque la otra trilogía de la autora me está fascinando. Un besote :)

    ResponderEliminar
  3. No me llamaba mucho la atención pero con tu puntuación aún menos jajaja creo que lo dejaré pasar.
    Un beso, nos leemos.

    ResponderEliminar

Tu opinión es muy importante para mí, ¡así que anímate y déjame tu comentario! Intentaré responderte lo antes posible. ❤